EVALUACIÓN DE LÍNEA DE BASE

Esta guía fue desarrollada por el Grupo de Trabajo de Línea de Base y Monitoreo de WWF en junio de 2021, para apoyar a las ciudades a medida que avanzan con sus primeras acciones luego de la firma de su Declaración de Intenciónes DE LAS PLASTIC SMART CITIES. No pretende ser prescriptivo, ya que las propias ciudades están mejor posicionadas para decidir cómo llevar a cabo sus actividades, dados los desafíos, los recursos y las capacidades locales.

WWF actualmente está trabajando en estrecha colaboración con 25 ciudades piloto en el sudeste asiático y China, y ha desarrollado una guía de referencia separada que es relevante para esas ciudades específicas. Sin embargo, esta guía, si bien complementa las actividades de referencia y los aprendizajes de las 25 ciudades piloto, se desarrolló en un esfuerzo por crear una metodología estándar que se pueda replicar de manera fácil y rentable en todas las ciudades y regiones, para permitir el monitoreo y la evaluación a largo plazo. hacia objetivos de plástico definidos por PSC. Esta es una guía en evolución que cambiará con el tiempo para reflejar las lecciones aprendidas.

 

¿Qué es una línea base?

Una evaluación de referencia proporciona información sobre las condiciones actuales en las que la ciudad busca cambiar. Proporciona un punto de referencia fundamental para evaluar los cambios y el impacto a lo largo del tiempo, ya que establece una base para comparar la situación antes y después de las intervenciones y para hacer inferencias sobre la eficacia de la iniciativa.

Las evaluaciones de referencia son más útiles cuando se realizan antes de la Plan de acción de la ciudad se desarrolla, y antes de que se adopten e implementen las intervenciones, a fin de servir como punto de referencia para monitorear y evaluar el cambio, así como para guiar e informar las prioridades y decisiones.

Las evaluaciones de línea de base deben llevarse a cabo de manera metódica, asegurando que el mismo tipo de datos pueda recopilarse en diferentes etapas en el tiempo, para comparar los resultados y evaluar el alcance del cambio, o la falta del mismo. El tipo de datos que se recopilarán y considerarán en la línea de base depende de una serie de factores, incluidos, entre otros, la infraestructura de gestión de residuos existente, el nivel de inclusión del sector informal, los datos de residuos disponibles actualmente, los indicadores clave de rendimiento o cambio. se espera que se incluya en el Monitoreo y Evaluación metodología, así como los requisitos específicos definidos dentro del alcance de un proyecto, que pueden incluir los requisitos de los donantes.

Las evaluaciones de referencia para las intenciones y propósitos del PSC pueden centrarse en dos evaluaciones separadas, pero estrechamente relacionadas:

  1. Evaluación del alcance del flujo de residuos – evaluación de la generación, recolección y gestión de residuos sólidos, identificando los procesos de gestión de residuos de una ciudad, capacidades y posibles fugas al medio ambiente; y/o
  2. Evaluación de referencia de camada – datos a nivel comunitario sobre la fuga de plástico al medio ambiente, obtenidos a través de la recopilación de datos de basura en el campo. La basura se define en este contexto como materiales de desecho plásticos que se han desechado de manera incorrecta, en un lugar inapropiado, ya sea intencionalmente o no.

 Si bien se recomiendan ambas evaluaciones y pueden ser complementarias entre sí, depende totalmente de la ciudad decidir qué tipos de evaluaciones cumplirán mejor con sus objetivos de referencia, según los datos, la financiación y los recursos disponibles.

En ambos tipos de evaluaciones, debemos ser conscientes de nuestras capacidades de monitoreo. En los casos en los que recopilamos conjuntos de datos sólidos en nuestras evaluaciones de línea de base, pero no podemos recopilar conjuntos de datos equivalentes a través de los esfuerzos de monitoreo de seguimiento, entonces la línea de base puede volverse irrelevante rápidamente, ya que no existen mecanismos para medir la efectividad de las intervenciones y las inversiones. Se prefiere una evaluación de línea de base más simplificada, que se adhiera a una metodología de monitoreo que se pueda replicar de manera fácil y rentable, a una evaluación de línea de base exhaustiva que no se pueda replicar en la práctica.  

  

¿Cuáles son los límites de referencia recomendados?

Si bien existen muchas metodologías de evaluación de línea de base creíbles que se pueden usar para recopilar datos a nivel comunitario para informar y guiar el enfoque de PSC de una ciudad, dado el tiempo limitado y los recursos dedicados, hacemos un esfuerzo por definir límites claros para enfocar el alcance de la evaluación. Una evaluación de línea de base totalmente integral puede incluir siete componentes comunitarios: 1) insumos, 2) consumo, 3) diseño del producto, 4) uso, 5) recolección, 6) gestión de fin de ciclo (incluida la recolección y la gestión de desechos), y 7 ) fugas de plástico al medio ambiente.[*]

Si bien todos los componentes son relevantes para una estrategia integral de plásticos, los componentes anteriores, desde los insumos hasta la fase de uso, quedan fuera del alcance de nuestra evaluación de referencia recomendada. Por lo tanto, sugerimos un enfoque de referencia en los componentes de fin de ciclo (componentes 5-7 mencionados anteriormente) para incluir como mínimo recogida, gestión y fugas de plástico – datos posteriores que se pueden aprovechar para informar las políticas e intervenciones locales. Los componentes secundarios que también se pueden obtener y utilizar para informar las actividades locales pueden incluir datos sobre el uso de plásticos, en un esfuerzo por comprender mejor cómo se generan los desechos plásticos a nivel comunitario.

 

¿Qué queremos saber?

La última medida para el éxito de la iniciativa PSC es la reducción de las fugas de plástico al medio ambiente. En línea con este objetivo, las ciudades se unen a la iniciativa PSC y se comprometen con dos objetivos:

  1. Lograr una reducción del 30 % en las fugas de plástico en el corto plazo; y
  2. Sin plásticos en la naturaleza para 2030.

Teniendo en cuenta que el objetivo Sin plásticos en la naturaleza para 2030 requerirá tasas de recolección del 100 %, capacidad total de contención y procesamiento, una parada definitiva para todas las fugas de plástico, debemos establecer expectativas razonables para el papel de PSC en la construcción de este sector. PSC no tiene la capacidad, la experiencia o los recursos financieros para construir y administrar la infraestructura pública para cumplir con este objetivo, y gran parte de esta responsabilidad debe ser respaldada por otras entidades o delegada a ellas.

Además, dado que el objetivo Sin plásticos en la naturaleza para 2030 es en gran medida aspiracional y puede evaluarse sin referencia a una línea de base, es el objetivo de reducción del 30 % el más relevante para nuestra metodología de línea de base. Si bien la última medida de referencia de fugas de plástico es kg de residuos plásticos filtrados a la naturaleza, per cápita, por año (kg/cápita/año), este puede ser un número difícil de cuantificar con un alto grado de confianza. Los posibles enfoques alternativos de cuantificación pueden incluir recuentos de artículos de plástico y/o volúmenes ponderados en áreas objetivo específicas.

Los datos de basura también se pueden usar de una manera más computacional: los recuentos y volúmenes de basura por área medida se pueden combinar con las densidades de población de la ciudad para llegar a las densidades relativas de basura plástica, entre otros multiplicadores relevantes. Estos cálculos más avanzados pueden agregar perspectiva y otra capa de comprensión para respaldar mejor el Plan de acción de la ciudad, las intervenciones propuestas, las comunicaciones externas y los intercambios de información pública.

Si bien una evaluación del alcance del flujo de residuos puede proporcionar información clave sobre las fugas del sistema de gestión de residuos sólidos municipales (MSWM), dicha fuga de plástico puede ser difícil de medir con precisión cuando no se cuenta con sistemas MSWM avanzados. Proporcionar infraestructura y servicios de recolección fundamentales en tales casos, a menudo puede generar los impactos más inmediatos y duraderos de cualquier actividad de gestión de residuos. Pero en muchos de estos escenarios, ya se conoce la falta de infraestructura básica, lo que hace que la evaluación de alcance sea más relevante para identificar las necesidades específicas de infraestructura de MSWM para lograr el objetivo a largo plazo de No plásticos en la naturaleza para 2030.

 

1. Evaluación del alcance del flujo de residuos

Propósito

  • Comprender las necesidades de infraestructura de MSWM para el objetivo de No plásticos en la naturaleza para 2030
  • Obtenga información sobre la infraestructura de recolección y gestión de desechos sólidos de la ciudad, incluido el rendimiento de la recolección, los costos, las actitudes de la comunidad y los recolectores (incluido el sector informal) y las posibles fuentes de fugas al medio ambiente.
  • Adquirir conocimientos sobre cantidades, composición y caracterización sobre tipos de residuos
  • Identificar las políticas, prácticas y gobernanza general de residuos actuales
  • Identificar áreas de intervención clave para su inclusión en el Plan de Acción de la Ciudad

Hay muchas opciones para recopilar y analizar datos de alcance de flujo de residuos. Desde enfoques reducidos, que analizan únicamente la información disponible y los conjuntos de datos, en un esfuerzo por establecer una comprensión general de los procesos, las capacidades y el rendimiento del sistema MSWM, hasta enfoques más holísticos, recomendados para ciudades que han asignado presupuestos y apoyo técnico para una alta Evaluación detallada del alcance del flujo de residuos.

  

Opción 1 – Baja resolución

Compromiso de tiempo esperado: 3-5 días

Recursos del equipo: una persona

Salida: Informe de alcance de flujo de residuos de 3-5 páginas

La Evaluación del Alcance del Flujo de Residuos incluye datos a nivel comunitario sobre recolección y gestión de residuos, en un esfuerzo por identificar los procesos y capacidades de gestión de residuos de una ciudad. La evaluación de alcance, como mínimo, incluye un estudio de escritorio para informes o conjuntos de datos relevantes sobre los datos de MSWM en la ciudad y/o región, así como entrevistas con las autoridades de MSWM. La fuga definida del sistema se puede basar en estos informes existentes y las suposiciones hechas dentro de estos informes. La evaluación de alcance se enfoca principalmente en los componentes físicos del sistema MSWM, pero también incluye algunos aspectos de gobernanza de alto nivel. Como mínimo, la evaluación del alcance debe responder a las siguientes preguntas:

  1. Recolección y Manejo de Residuos Sólidos
    • ¿Cómo se recolectan, procesan y manejan los desechos sólidos?
    • ¿Cuál es la composición de la corriente de residuos? (cuantificación y caracterización)
    • ¿Cuánto y qué tipos de plástico hay en el flujo de residuos? (cuantificación y caracterización)
    • ¿Cómo y dónde drena el agua de lluvia a otras vías fluviales?
    • ¿Supuestos de fugas de plástico?
  1. Políticas de Residuos
    • ¿Qué políticas de residuos están vigentes y/o pendientes (prohibiciones, impuestos, esquemas de depósito de devolución, responsabilidad extendida del productor)?

Esta opción se basa en métodos desarrollados para la Circularidad Protocolo de Evaluación en la Universidad de Georgia y la Kit de herramientas de métodos Sea to Source. Para todas las preguntas de investigación relacionadas de esta guía, consulte el Apéndice 1.

La evaluación de alcance permitirá a la ciudad obtener métricas básicas sobre el funcionamiento del sistema MSWM, que debe evaluarse anualmente para observar los cambios a lo largo del tiempo. Estas métricas deben informarse al equipo de PSC como parte del compromiso de PSC de la ciudad.

  

Informes y resultados de la evaluación del alcance del flujo de residuos

Métricas de informes

Fuente de datos

Método

Frecuencia

 

1. % de personas con acceso a servicios de recolección

− frecuencia de recogida

− recogida selectiva?

 

2. % plásticos reciclados

3. # artículos prohibidos o reemplazados

4. % vertedero correctamente gestionado

5. Fuga de plástico estimada

 

 

Autoridades municipales, organismos de gestión de residuos, ONG, organizaciones intergubernamentales, instituciones de investigación

 

 

Búsqueda de escritorio + entrevista con el personal de MSW

 

WWF/Consultores para ayudar si hay recursos disponibles

 

 

1 vez por año

 

Las ciudades informan esto como parte de su compromiso con el PSC

 

 

 

Opción 2 – Resolución Media

Compromiso de tiempo esperado: Semanas 2-3

Recursos del equipo: 20-30 personas dedicadas a tiempo completo + 2-3 expertos capacitados

Salida: Informe de alcance de flujo de residuos de más de 40 páginas

Para las ciudades que han asignado presupuestos y apoyo técnico, ya sea internamente o a través de consultores externos, una evaluación detallada del alcance del flujo de desechos puede proporcionar una comprensión completa de los componentes físicos y el funcionamiento dinámico del sistema MSWM existente. En tales casos, se alienta a las ciudades a utilizar la herramienta Waste Wise Cities Tool (WaCT), desarrollada por nuestros socios en ONU-Hábitat. Sin embargo, tenga en cuenta que la caracterización de WaCT debe realizarse en dos temporadas diferentes, como se describe en la metodología, para evaluar los cambios de estacionalidad; el WaCT también recomienda usar el Diagrama de flujo de residuos para evaluar las fugas de plástico, como se presenta en la Opción 3, a continuación.

Herramienta Waste Wise Cities (WaCT)
El WaCT es la guía paso a paso del indicador 11.6.1 de los ODS sobre desechos sólidos municipales, del cual ONU-Hábitat es el organismo custodio. En concreto, este indicador mide la “proporción de residuos sólidos urbanos (RSU) recogidos y gestionados en instalaciones controladas sobre el total de RSU generados por las ciudades”. A continuación se establecen dos subindicadores: 11.6.1a proporción de RSU captados sobre el total de RSU generados, por ciudades, y 11.6.1b proporción de RSU gestionados en instalaciones controladas sobre el total de RSU generados, por ciudades.
Descargue la guía del usuario en: https://unhabitat.org/wwc-tool

 

Opción 3 - Alta resolución

Compromiso de tiempo esperado: Semanas 5-6

Recursos del equipo: 20-30 personas dedicadas a tiempo completo + 2-3 expertos capacitados

Salida: Informe de alcance de flujo de residuos de más de 60 páginas

Para una comprensión más profunda de los puntos de fuga dentro del sistema de RSU, así como los puntos de presión clave en los sistemas físicos y de gobernanza, recomendamos la Opción 2 (WaCT) + el Diagrama de flujo de residuos (WFD) y los Indicadores de referencia de Wasteaware (WABI). Esta metodología de alta resolución es la metodología adoptada para las ciudades piloto Plastic Smart Cities.

Diagrama de flujo de residuos
La herramienta WFD consiste en una evaluación rápida y basada en la observación para medir y visualizar las fugas de plástico de los sistemas de gestión de RSU al medio ambiente. La herramienta también determina los destinos donde terminará esta cantidad de fugas de plástico, a saber, cuerpos de agua, desagües pluviales, tierra o quemados. La herramienta está armonizada con el WaCT (metodología ODS 11.6.1), ya que se ha incorporado como parte del paso 7 de la metodología. La herramienta WFD ingresa directamente los datos obtenidos a través de WaCT y los combina con puntos de datos adicionales obtenidos a través de la herramienta WFD. 
Descargue kits de herramientas y guías de usuario en: https://plasticpollution.leeds.ac.uk/toolkits/wfd/

 

Indicadores de referencia de Wasteaware
El conjunto de indicadores Wasteaware Benchmark (WABI) consiste en un conjunto de indicadores para la gestión sostenible integrada de residuos (ISWM) en ciudades tanto del norte como del sur, para permitir la evaluación comparativa del desempeño de una ciudad, comparando ciudades y monitoreando los desarrollos a lo largo del tiempo. Complementa las dos metodologías anteriores porque proporciona una forma estructurada de cómo observar y evaluar los "aspectos de gobernanza" de un sistema MSWM (por ejemplo, modelos de operadores, flujos financieros, legislación, etc.).
Los WABI proporcionan una forma sistemática y estructurada de ver estos elementos. El conjunto se basa en el trabajo pionero de Gestión de Residuos Sólidos en las Ciudades del Mundo de ONU-Hábitat.
Descargue la guía del usuario en: http://wabi.wasteaware.org/

 

Completar las tres metodologías en una ciudad proporcionará datos detallados que se pueden usar para priorizar los "próximos pasos" en el desarrollo del sistema de gestión de residuos sólidos municipales, identificando las fortalezas locales que se pueden aprovechar y los puntos débiles que se deben abordar. Representa los primeros bloques de construcción antes de definir una medida Plan de acción de la ciudad y Monitoreo y Evaluación estrategia.

Para obtener una guía completa sobre la metodología de alta resolución, comuníquese con su líder regional de Plastic Smart Cities.

 

2. Evaluación de referencia de camada

Propósito

  • Proporcionar el marco y la metodología para medir las tendencias en la basura dentro o cerca de las áreas piloto a lo largo del tiempo.
  • Obtenga conocimientos sobre las cantidades, la composición y las fuentes de la basura que ingresa al medio ambiente para permitir un enfoque específico
  • Las áreas clave de intervención/mejora pueden identificarse y luego abordarse en el Plan de acción de la ciudad
  • Monitoreo de basura armonizado en todas las ciudades
  • Utilice los datos para impulsar el cambio por parte del gobierno, las empresas, el público/hogares/individuos

La evaluación de referencia de la basura incluirá datos a nivel comunitario sobre la fuga de plástico en el medio ambiente que se obtendrá a través de la recopilación de datos de la basura en el campo.

Datos de camada

  • ¿Qué tipos de basura se encuentran en el suelo / tipos de plástico? (caracterización)
  • ¿Cuál es la densidad de la hojarasca (recuento/área de hojarasca) en los lugares de muestreo? (cuantificación)
  • ¿Cuánto plástico fluye a través del sistema de aguas pluviales? (cuantificación)

Resultados e informes de la evaluación de referencia de la basura

Métricas de informes

Fuente de datos

Método

Frecuencia

 

Cantidades, composición, fuentes y tendencias en las cantidades de basura 


Tendencias en artículos de SUP en áreas piloto

 

 

WWF, Ciencia Ciudadana, Socios Implementadores

 

 

Encuestas en sitios de referencia seleccionados/transectos de hojarasca cerca de áreas piloto

 

 

2 x por año como mínimo (considere las diferencias de estacionalidad, particularmente para destinos turísticos)

  

Proceso

Hay 3 metodologías de seguimiento ampliamente adoptadas: ospar (Europa), NOAA (USA) y CSIRO (Australia). Todas las metodologías son bastante similares, y todas pueden servir a su metodología de monitoreo como recursos de referencia, sin embargo, tenga en cuenta que la metodología que se usa con más frecuencia en su región puede brindar algunas ventajas adicionales y consideraciones regionales. Recomendamos utilizar formularios de encuestas de campo de estas metodologías bien establecidas. La primera encuesta realizada servirá de referencia para futuros seguimientos. Todos los resultados de monitoreo posteriores se evaluarán con respecto a la primera encuesta.

Para la selección de las ubicaciones de la encuesta, recomendamos el Kit de herramientas de métodos Sea to Source para sistemas terrestres, como se describe en las páginas 10-16 de ese conjunto de herramientas. Este conjunto de herramientas fue desarrollado por un grupo interdisciplinario de científicos e ingenieros codirigido por las becarias de National Geographic Jenna Jambeck y Heather Koldewey. El conjunto de herramientas proporciona a los investigadores un marco y una metodología comunes que se pueden implementar rápidamente, con equipos pequeños, y proporcionar datos científicos útiles. Los métodos proporcionan productos y resultados que son complementarios o comparables con los métodos actuales en uso por otros programas globales para evaluar la contaminación plástica y se adhieren a los métodos y estándares de muestreo científicos aceptados en la literatura revisada por pares.

Recomendamos un proceso de seis pasos para planificar, implementar y reportar su evaluación inicial de basura:

1. Definir criterios para la selección de sitios y seleccionar sitios:

    • Transectos de 100 metros x 1 metro como se indica en las 3 opciones a continuación;
    • Sitios de 1 kilómetro cuadrado en una ciudad/comunidad; o
    • utilizado muestreo aleatorio estratificado para seleccionar sitios dentro de un área de 10 kilómetros x 10 kilómetros de la ciudad, con consideraciones de densidad de población
2. Organizar encuestadores: personal, voluntarios, capacitadores
    • Organizar equipos de 2 personas por sitio
3. Configuración de la herramienta de recopilación y gestión de datos
    • Apalancamiento Rastreador de escombros, Litterati, Elipsis u otra herramienta para garantizar la recopilación de datos y el informe de resultados coherentes; aunque recomendamos el Debris Tracker gratuito y de código abierto, que se alinea con la metodología Sea to Source
4. Planificar el calendario de encuestas
    • al menos 2 veces al año, pero podría ser tan frecuente como 1 vez al mes si hay recursos disponibles
5. Realizar la primera encuesta
    • recopilar datos en sitios designados, subirlos a la base de datos
6. Redactar un informe de evaluación inicial de la basura utilizando los datos de la encuesta inicial
    • Reportar datos y analizar tendencias

Según los recursos disponibles y el cronograma de una ciudad, la evaluación de la basura puede ser una evaluación altamente concentrada y de baja resolución en sitios y categorías de basura limitados pero cuidadosamente seleccionados, o puede ampliarse para capturar datos de mayor resolución agregando sitios y basura más detallada. categorías. Las tres opciones a continuación se pueden adaptar para adaptarse al contexto local, con consideraciones de recursos y capacidad. Estas opciones de resolución baja-media-alta se basan en prácticas y metodologías comunes que se implementan en el campo, por Litterati, Debris Tracker, the Circularidad Protocolo de Evaluación y Métodos del mar a la fuente, entre otros.

 

Opción 1 – Baja resolución

Compromiso de tiempo esperado: 2 horas de capacitación + 1 hora por sitio (para áreas con poca cantidad de basura, menos de 100 piezas por transecto de 100 metros)

Recursos del equipo: 10 personas + 1-2 expertos capacitados

Sitios de encuestas: 10 sitios (3 segmentos por sitio), equivalente a 3 km de investigación lineal

Clasificación de la camada: Categorías de 1 a 6 litros

Salida: Informe de referencia de basura de 3-5 páginas

  

Opción 2 – Resolución Media

Compromiso de tiempo esperado: 2 horas de capacitación + 1 hora por sitio (para áreas con poca cantidad de basura, menos de 100 piezas por transecto de 100 metros)

Recursos del equipo: 10-15 personas + 1-2 expertos capacitados

Sitios de encuestas: 30 sitios (3 segmentos por sitio), equivalente a 9 km de investigación lineal

Clasificación de la camada: Categorías de 1 a 60 litros

Salida: Informe de referencia de basura de 5-7 páginas

  

Opción 3 - Alta resolución

Compromiso de tiempo esperado: 2 horas de capacitación + 1 hora por sitio (para áreas con poca cantidad de basura, menos de 100 piezas por transecto de 100 metros)

Recursos del equipo: 15-20 personas + 1-2 expertos capacitados

Sitios de encuestas: 60 sitios (3 segmentos por sitio), equivalente a 18 km de investigación lineal

Clasificación de la camada: 1-90+ categorías de arena

Salida: Informe de referencia de basura de 7-10 páginas

 

 

APÉNDICE 1

Evaluación del alcance del flujo de residuos - Preguntas de investigación[*]

 

Recogida de Residuos y Reciclaje

  1. ¿Quién recoge los residuos? ¿Quién recoge el reciclaje? ¿Hay participación del sector informal? (Si es así, describa el sistema)
  1. ¿Cómo se recogen los residuos? ¿Puerta a puerta, por basurero comunitario, etc.?
  2. ¿Con qué frecuencia se recogen los residuos?
  3. ¿Qué porcentaje de la comunidad tiene acceso a la recolección de residuos?
  4. ¿Cómo se paga la recolección de residuos en la comunidad? ¿Hay un costo para los hogares? ¿Cuanto cuesta?
  5. ¿Existen obstáculos específicos para alcanzar el 100 por ciento de recaudación?

 

Generación, Caracterización y Gestión de Residuos

  1. ¿Cuántos residuos se generan per cápita? ¿Tasa de generación total para la ciudad/comunidad?
  2. ¿Cuánto contribuye cada tipo de material de desecho a la producción total? ¿Qué porcentaje de los desechos totales es orgánico, papel, plástico, metal u otros materiales?
  3. ¿Cuál es la mayor fuente de desechos en la comunidad? ¿Cuánto genera la industria, el turismo, los hogares y otros medios? Considere los cambios de estacionalidad en la población, particularmente en los destinos turísticos.
  4. ¿Cómo y dónde se gestionan los residuos de la ciudad/comunidad? ¿Cuánto termina en un vertedero o en el reciclaje? Tabular por porcentaje si es posible. ¿Hay una participación del sector informal? En caso afirmativo, describa el sistema y cómo funciona.
  5. ¿Cuántas instalaciones utiliza u opera la ciudad/comunidad para gestionar sus residuos? ¿Qué tipo de instalaciones utiliza cada comunidad?
  6. ¿Existen otras prácticas de gestión de residuos que no haya observado?

 

Políticas

  1. ¿Tiene la comunidad alguna prohibición sobre el plástico, o reglamentos o políticas que aborden el plástico? Ejemplos: prohibiciones de bolsas, impuestos sobre ciertos productos o esquemas de depósito de botellas.
  2. ¿Cómo se aplica esta política?

 

lecho

  1. ¿Se realiza el barrido de calles o la limpieza de alcantarillas en la comunidad? Si es así, ¿con qué frecuencia?
  2. ¿Existen otras prácticas o políticas de limpieza de basura, como botes skimmer, dispositivos de recolección de rejillas u otros métodos?
  1. ¿La basura es abundante en los ecosistemas adyacentes (playas, ríos, manglares, pastos marinos, etc.) y los grupos locales organizan las limpiezas comunitarias?

 

 

 

[*] El Protocolo de evaluación de la circularidad (CAP) es un modelo de eje y radio que proporciona una instantánea de la circularidad de una ciudad que puede proporcionar datos para la toma de decisiones a nivel local, regional o nacional para reducir la fuga de desechos (por ejemplo, plástico de un solo uso) en el medio ambiente. y aumentar la gestión de materiales circulares; https://www.circularityinformatics.org/

 [*] Las preguntas de investigación se derivan de la Kit de herramientas de métodos Sea to Source